Clarín va a contramano del resto de la economía. El derrotero de Clarín en los últimos años es inversamente proporcional al de la economía del país. Mientras la industria, los servicios, el empleo, el consumo, mostraron mes a mes cifras positivas y cada vez más altas, Clarín va de caída en caída, y parece no tener fondo. Clarín vendió en promedio en marzo 276.708 ejemplares diarios, según el Instituto de Verificación de Circulación (IVC), entidad de la que el emporio de Magnetto y Cía es integrante, por lo cual no puede decir que le estén dibujando los números. Esto representa una pérdida de 16 mil ejemplares diarios frente a los 292.986 vendidos en febrero; y una caída de 21 mil frente a los 297.994 de enero; y un derrumbe de 28 mil si se compara con los 299.833 vendidos en diciembre. Y en la comparación con marzo del año pasado, cuando se vendieron 319.652 diarios, perdió 43 mil ejemplares en 12 meses. Y si se toma a enero de 2010, cuando la venta fue de 344.945 al día, el derrumbe es incontrastable: 68 mil ejemplares menos. En una comparación porcentual, entre enero de 2010 y marzo de 2011, las ventas de Clarín cayeron 20 por ciento. Si estuviéramos en una crisis, vaya y pase, pero las ventas de Clarín deben ser las únicas en toda la economía que están en rojo mes a mes. Todos los meses las estadísticas indican que crecen las ventas en los supermercados, en los shoppings, de electrodomésticos, automóviles, computadoras, celulares, pasajes de micros y aviones, en fin, el consumo en general viene creciendo fuerte desde hace tiempo, casualmente el mismo tiempo durante el cual las ventas de ejemplares de Clarín entraron en una picada cuesta bajo de la cual evidentemente difícil se recuperen.

Anuncios